Igual que ha cambiado nuestra forma de trabajar y percibir el mundo desde que las nuevas tecnologías irrumpieron en nuestras vidas, la educación también está cambiando. Todavía sorprende apuntarse a un curso o asistir a una clase y descubrir que en rasgos generales todo sigue igual.

Ahí está la pizarra tradicional con su tiza, por ahí siguen los proyectores de transparencias y los libros gordos de “Petete” de hojas amarillentas. Todavía hoy se piden trabajos impresos y muchos alumnos guardan en su mochila una agenda de papel en la que seamos sinceros, todos hemos olvidado apuntar alguna vez esa fecha clave de entrega o de un examen. La educación debe rotar 180 grados y redefinirse. No se puede seguir enseñando como a principios del siglo XX.

El concepto de «flipped-education» nace en Estados Unidos y consiste precisamente en eso, en darle la vuelta a la tradición educativa. Los alumnos ven en casa la teoría, a través de vídeos, aunque se pueden utilizar muchas más posibilidades como diapositivas, podcast, screencast,… y se aprovecha la clase para trabajar, para hacer ejercicios,… Pero no es pasar al curso online, es avanzar hacia un sistema educativo más colaborativo en el que el profesor dispone de más tiempo para interactuar y trabajar con sus alumnos. Además, ese material siempre lo tendrán disponible para repasar o para seguir el curso en caso de que algún alumno no pueda asistir algún día a clase.

En el MOOC de Tecnologías Educativas dela UPV impartido en la plataforma  Miriadax exponen el caso de Clintondale High School en el que aumentó el rendimiento y disminuyó notablemente el número de casos conflictivos tras la aplicación del sistema flipped-education.

Webs que recomienda:
http://www.thedailyriff.com/
FlippedClassroom
Khanacademy , una plataforma de recursos educativos.

Otra plataforma de recursos pero en castellano y con una estructura muy similar a Khanacademy es Educatina.