Ha llegado Pinterest, la red social en la que por antonomasia la imagen visual es la reina. Fuera máscaras, reconozcamos que ahora, hoy, en estos momentos, es la imagen la que domina el mundo.

Preceden a su éxito las redes sociales al uso como FB en la quien más y quien menos ha compartido todo tipo de fotografías propias o ajenas, o el auge de Twitpic, o la explosión de Flickr…

Pinterest cambia el concepto, le da la vuelta y permite hacer algo tan sencillo como compartir cualquier imagen que encuentres en la Red, catalogándola bajo la etiqueta que quieras. Recupera el concepto ya instaurado de curatoría de datos pero para imágenes. Si ya teníamos Scoop.it para curar contenidos y relanzar webs y artículos pinchando cómodamente en el marcador de la barra de herramientas ahora llega Pinterest y su “Pin It”. Pero vamos por partes.

Lo primero para formar parte de la nueva ola es solicitar una invitación (ahora todo funciona por invitación, aumenta las expectativas). Tras varios días recibes un mail para ingresar vinculando tu cuenta de FB o Twitter, o ambas. Después eliges temáticas ¿qué te gusta?. A continuación te vinculan a distintas cuentas que ellos consideran que pueden ser de tu interés según tus gustos y preferencias, puedes quedarte con todos o seleccionar o deseleccionar sus sugerencias. Según he leído por ahí, en Pinterest el objetivo no es hacer amigos, el objetivo es deleitar nuestros sentidos con imágenes, descubrir composiciones, recetas, diseños, sugerencias de lectura…todo, a través de instantáneas y breves comentarios. Hay quien planifica su boda, hay quien vende sus cuadros… Por último, te sugieren etiquetas para tus imágenes que puedes usar o borrar, y como no, te permiten crear otras personalizadas. Y ya está. A partir de ahí todo consiste en bucear entre los tablones de los miles de usuarios que cada día se suman a esta red y hacer “repin” o marcar que te gusta. Además, con el “pin It” de tu barra de herramientas puedes compartir cualquier imagen de cualquier web.

A favor y en contra tiene muchos puntos. Unos argumentan que ya son demasiadas aplicaciones, redes… otros advierten que el mercado cambia y la novedad puede vencer a lo tradicional. Lo cierto es que los medios de comunicación estadounidenses ya comienzan a coquetear con la red social. Veremos dónde nos lleva y a donde llega.

Por el momento el impacto es tal que en Europa, Asia,… lejos de conformarse con el original han decidido clonarlo. El clon de origen italiano que más triunfa por aquí es Pinspire, que es igualito a Pinterest pero está en un montón de idiomas, aunque también tiene sus defectillos. Por ahí animan a registrarse en los dos, pero … ¿de cuánto tiempo dispones?